El reto del azar.



Era un brindis al sol el reto entonces,
todo esgrima verbal, espada en alto,
retórica inefable y belicosa
conque negar el rostro del espanto.

En el sinfín de absurdas prioridades,
la pelea absorbía los fracasos
y eran más las victorias obtenidas
que no dejaban sitio a los quebrantos.

Y me acuerdo de ti, de mí, del ímpetu
con que nos entregamos siendo extraños
al más difícil todavía, utópicos
como la paz que sueñan los soldados.

En la yincana de la vida pasan
los años, los inviernos, los veranos,
y tú sigues igual, retando al tiempo
metiéndole una piedra en el zapato,
sin adaptarte a normas salvavidas
que te vengan impuestas de soslayo.

Tan racional y lógico en lo ajeno
y tan protagonista en tu teatro,
que sólo el loco que te siga el vuelo
podrá obtener un rol de secundario.

Hoy el reto eres tú y tu estoicismo
bullendo intencional como un muchacho
que se niega a rezar en sinagogas
suplicando la luz de lo sagrado,
y va a elegir aquello que desee
desde la soledad o acompañado
de todos sus amores, Barbarroja
sobre las tentaciones de lo aciago.

Corsario del disturbio clandestino
blanqueando sepulcros con la mano.

Comentarios

Publicar un comentario

Antología Ultraversal. Poética del Arrebato. Edit. Libros en Red.

Antología Ultraversal. Poética del Arrebato. Edit. Libros en Red.
Este libro es un perfecto ejemplo de cómo autores de diferentes etnias, nacionalidades, costumbres, educación y condiciones sociales pueden llegar, a través de un mismo idioma, a congeniar poética y humanamente desde su particular idiosincrasia. Está dirigido tanto a los lectores amantes de la poesía de nuestro tiempo como a los que se inician en cualquier camino literario, y también a los interesados en la riqueza léxica del español, a los traductores y a todos aquellos que deseen ampliar sus conocimientos sobre la enorme diversidad de idiomática de los países hispanoparlantes. Es una brillante alianza intercultural a través de la palabra como nexo artístico. Un libro de identificación y búsqueda, escrito para abrir puertas y ventanas emocionales de vital sugerencia en las paredes de cada intimidad.

¿Cuántas realidades hay?

¿Cuántas realidades hay?
Neuromante, emocionauta y hasta una broma digital llegado el caso, pero yo que le leo y le siento y me enfrío o me caliento sin posibilidad de escape ante su voz, digo que ahí hay un hombre único que crea realidad y se recrea a sí mismo en la palabra y se define entre lo abstracto y lo concreto y ocurre en mí de la misma forma en que yo puedo ocurrir en él, con la fugacidad de una brutal quemadura que al enfriarse deja una cicatriz indeleble en la piel.La palabra crea la emoción y la emoción es la realidad más pura, más intensa, más exacta del hombre, la que mueve el mundo para bien y para mal.No hay nada que no se pueda expresar cuando se siente, porque, incluso si se tratara de un mero ejercicio intelectual de un autor talentoso, desde el momento mismo de escribirlo está creando la tensión que lo hace real para el que lo recibe y siente al recibirlo. Lo único que podría matar su extrema realidad, sería su silencio.

Nautas

Akhenazi. Espacio a tu costado.