Habitación con vistas






hondo mi amante

volatilizado

parte del aire y hondo como Dios



late mi amante sobre mi cabeza

como un manto de arterias coronarias

que me inaugura el pulso inexistente

cada mañana impávida



desde una habitación con vistas a mi entraña

mira mi amante cómo me descifro

decapitando versos en su nombre

pulsátil en mis sienes

hirientemente

hondo

Nautas

Googleros

Akhenazi. Espacio a tu costado.