Solo letras.






Donde yo digo amor, debe decir su rostro
y donde digo tacto, su deseo.

Allí donde de pie alzo el puño, su guerra
y donde me atrinchero, debe decir su boca.

El resto da lo mismo, sólo letras 
sin una fe de errata.

Nautas

Googleros

Akhenazi. Espacio a tu costado.