Desde el silencio.





Desde que desperté
sucia 
contigo
la eternidad se agolpa
en mis arterias,
se amotinan 
los dioses
en mis sienes
contra sus paraísos
los hombres
me escriben turbulencias
que provocan
sonrisas
sibilinas.

Diseccionas mis versos
analizas
eliges
masticas mis matices
y
me inventas
de ámbar

y yo

con mi leyenda
de relámpago arisco
me pliego a tu tormenta
por matar tu hermenéutica mirada.

Ensenada mestiza
donde recalan voces
de todos los pelajes.

Sólo desde el silencio 
puedo joderte vivo

violento hijodeputa
ladrón de siete suelas
ególatra suicida
criminal
amor mio

conseguiré
que llores tu memoria
como un 
manso animal
sobre 
mi cuerpo
de 
agua

el día
que te niegue
la palabra.

Nautas

Googleros

Akhenazi. Espacio a tu costado.