Come back.




Me sabes y te sé.
... Con eso basta
para hacer que la noche se despliegue
como una flor carnívora
que espera subyugarme
mientras suena Pearl Jam
como un latido
en mi oído de tísica.

Pasaron los momentos
de fingir resistencia a sus efluvios.

Garganta abajo cae toda la noche
tan repleta de ti que no me queda
cuerpo adentro un lugar para la duda.

Me sabes y te sé.
 Con eso basta
para olvidar la confusión del día,
las puertas que se cierran estrepitosamente,
el tránsito del miedo por las calles, 
 la amenaza de lluvia paranoica,
los adioses,
las esquirlas de odio clavadas en la nuca
y los hombres que no tienen tus ojos
de almendra dulciamarga.

Me sabes y te sé. 
Con eso basta
para morir de ti cuando amanece.









Nautas

Googleros