Trópico de Capricornio.


Comedida, insana, desbordante, presurosa y atropelladamente te amo.
Y a mí no me quitan lo que amo.
(Smarc)



el aire se abre paso entre las manos
ilimitadamente
si las dejas vacías de caricias

más allá del otoño que me alcanza
con su tacto apagado
estás tú
y tu boca demiurga inventando planetas

tu piel que reverdece con la lluvia

 tú
atrapado en el ámbar de un poema perpetuo

te he visto brillar por dentro
hombre y loco

un boumerang de sangre
tu amor en mis pupilas

Nautas

Googleros