Grajo.

 

 
 
 
Te dedicas a nacer
porque te aburres muriendo,
y yo me aburro de ser
un ciclo que está cumpliendo.
Una carcajada escuálida
sobre una foto que pálida
se ha olvidado de rubores.
Regocijado me miras
y te encoges y te estiras
mientras matas ¿cantautores?.

Como los dioses menores
con "la maldad aparente"
vas desechando temblores
por no temblar indecente.
Y a mí me importa un carajo
si vuela altivo tu grajo
o se acurruca en mi falda.
Como no intento cambiarte
estás deseando darte
por más que me des la espalda.

Nautas

Googleros