Sólo una sola más.




Tan sólo un hombre y como tal disperso
en palabra y en obra. Cuanto más asustado,
más agresivo lates en el verso
y más late mi nombre clavado en tu costado.

Yo soy sólo un poema desatado
por tus calientes dedos sin huellas dactilares,
la realidad virtual que en los altares
de la desolación, te llama al desvarío.

Sólo una sola más, muerta de frío,
que alguna vez contigo, cierra todos los bares.

Nautas

Googleros