tan hermoso, tan ebrio, tan celoso




Te he visto aparecer
tan hermoso y tan ebrio,
tan celoso,
que casi no sabías a qué puerta llamabas.

Hoy,  por primera vez,
me han sobrado contigo las palabras.

Nautas

Googleros

Akhenazi. Espacio a tu costado.