Y mira tú que es larga


Y mira tú que es larga esta noche tediosa
como una escolopendra deslizándose oscura,
y mira que es gloriosa su fatal hermosura
y mira tú que es pura, su daga belicosa.
En una de estas noches deshojarás la rosa
que de tanta exigencia brotó de madrugada,
y en un clamor de versos, con una cuchillada,
terminarás conmigo por seguir caminando.

A tajos de poesía yo ya te estoy matando.
Somos carne de tinta ajusticiada.

Nautas

Googleros

Akhenazi. Espacio a tu costado.