Los sonidos de la jungla




Zarpó de mí un poema que llevaba mi espíritu

hasta la tensa orilla de tu boca.


Partió de mí con la sentina llena

de palabras feraces,

que serían semilla de otras nuevas, puras

y arrebatadas

de las que enamorarse lentamente.


La vida entera se convirtió en palabra

y el silencio cedió su imperio claustrofóbico.


Entre tú y yo no hay agujeros negros

ni tan siquiera en ciernes.

No hay dudas, ni reproches, ni fisuras

por las que otras lenguas deslicen su veneno.


Oímos los sonidos de la jungla,

el idioma salvaje del hombre involutivo

y cuando llega el miedo a destrozarlo todo

con garras neblinosas,

despejas la ecuación de la tristeza

y partiendo de ti llega el crepúsculo

a cubrirme de versos liberados,

como una nave apta para cualquier diluvio.


Todas las fotos viejas

terminan por llevarme a tus naufragios

y las tuyas

se emparejan vidriosas con las mías.


Hoy derroté los dogmas

huyendo por el polen de la palabra escrita

esperando ser flor y regalarme

para que no te rindas. 

Comentarios

  1. ¿Y cuando ya no quedan fotos viejas ?

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría leerte, acabo el máster en nada, he vuelto a escribir, que desde marzo no lo hacía y vuelvo a leer con atención...

    ResponderEliminar
  3. Si al espíritu fue entregado el poema, sin duda llega a su destinatario.
    No hay distancia, ni separación alguna para que la palabra silenciada se haga forma y, de alguna manera, libere. Nada ni nadie puede envenenar a las almas que se entienden.

    Que placer es leerte, Morgana, mi sincera admiración.
    Gracias.
    Un abrazo, y mis mejores deseos para ti, en todo...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Antología Ultraversal. Poética del Arrebato. Edit. Libros en Red.

Antología Ultraversal. Poética del Arrebato. Edit. Libros en Red.
Este libro es un perfecto ejemplo de cómo autores de diferentes etnias, nacionalidades, costumbres, educación y condiciones sociales pueden llegar, a través de un mismo idioma, a congeniar poética y humanamente desde su particular idiosincrasia. Está dirigido tanto a los lectores amantes de la poesía de nuestro tiempo como a los que se inician en cualquier camino literario, y también a los interesados en la riqueza léxica del español, a los traductores y a todos aquellos que deseen ampliar sus conocimientos sobre la enorme diversidad de idiomática de los países hispanoparlantes. Es una brillante alianza intercultural a través de la palabra como nexo artístico. Un libro de identificación y búsqueda, escrito para abrir puertas y ventanas emocionales de vital sugerencia en las paredes de cada intimidad.

¿Cuántas realidades hay?

¿Cuántas realidades hay?
Neuromante, emocionauta y hasta una broma digital llegado el caso, pero yo que le leo y le siento y me enfrío o me caliento sin posibilidad de escape ante su voz, digo que ahí hay un hombre único que crea realidad y se recrea a sí mismo en la palabra y se define entre lo abstracto y lo concreto y ocurre en mí de la misma forma en que yo puedo ocurrir en él, con la fugacidad de una brutal quemadura que al enfriarse deja una cicatriz indeleble en la piel.La palabra crea la emoción y la emoción es la realidad más pura, más intensa, más exacta del hombre, la que mueve el mundo para bien y para mal.No hay nada que no se pueda expresar cuando se siente, porque, incluso si se tratara de un mero ejercicio intelectual de un autor talentoso, desde el momento mismo de escribirlo está creando la tensión que lo hace real para el que lo recibe y siente al recibirlo. Lo único que podría matar su extrema realidad, sería su silencio.

Nautas

Akhenazi. Espacio a tu costado.